Archive by Author

Un Día (Posible) En La Vida De Un CM

7 feb

El Community Manager de una empresa debe saber qué decir, cuándo y dónde decirlo, para que sus mensajes corporativos tengan el mayor impacto posible. Para ello tendrá que afinar la estrategia tanto como sea posible en cada ocasión particular. El ejercicio que presentamos a continuación es una aproximación a algunas de sus tareas diarias y, como generalidad que es, hay que cogerla con pinzas. (No intenten hacerlo en su casa sin la presencia de un adulto).

Tarea 1: Revisar los sistemas de alerta

Las redes cuentan con aplicaciones que nos avisan de cada actualización que tenga que ver con nosotros, una vez que les hemos marcado nuestros contenidos de interés. Revisar periódicamente herramientas como Tweetalarm, Tweet Beep o Twilert nos permiten empezar el día sabiendo qué se está diciendo de nosotros.

Tarea 2: Ponernos al día con la actualidad

Es importante saber engancharnos a la actualidad, no sólo para saber qué está pasando, si no para que nuestros contenidos sean frescos y adaptados a la agenda setting. Para ello conviene que sepamos “qué se cuece” en nuestro sector echando un vistazo por: prensa general y, sobre todo, especializada, blogs, agendas… etc.

Tarea 3: Echar las “redes” a ver qué pescamos

Es hora de echar un vistazo a nuestras redes de cabecera: twitter, tuenti, google+, facebook… Conviene que veamos qué está haciendo nuestra competencia y qué nos demandan hoy nuestros clientes (amigos, seguidores, fans…etc)

Tarea 4: No estamos solos

Un community manager de una empresa comunica lo que la empresa comunica. A veces, parece que es más importante la cantidad que la calidad. Craso error. El community manager tiene que conocer qué está haciendo la empresa para definir una estrategia y  publicitar lo más novedoso, curioso, interesante… Es importante cuidar los canales de comunicación interna de manera que los flujos informativos sean coherentes y complementarios.

Tarea 5: Comunicar

Llega la hora de generar contenidos. En base a todo lo anterior, es el momento de actualizar nuestras herramientas, empezando por las de mayor profundidad de análisis (web, blogs…etc) para adaptar los mensajes posteriormente a las redes (a través de actualizaciones en el muro, de twitts…etc)

Tarea 6: Malabarismos

Nos sumergimos en las corrientes del día, navegando entre nuestros mensajes y los miles de mensajes de los demás. Aprovecharemos herramientas como Hootsuite o Tweetdeck que nos permiten trabajar ordenadamente recibiendo y enviando mensajes a varias redes simultáneamente. Es el momento de dar y recibir. De preguntar a algunos y responder a otros. De vigilar a la competencia, aprovechar oportunidades, posicionarnos en los temas que lideramos, conseguir nuevos seguidores y seguidos…etc. Es la vorágine de las redes en estado puro.

Tarea 7: Análisis

De nada sirve todo lo anterior si no somos capaces de analizar nuestros aciertos y errores con el fin de mejorar nuestras estrategias en redes. Existen multitud de herramientas que permiten evaluar nuestro impacto y reputación online, medir el éxito o fracaso de nuestros mensajes para, así, afinar más la próxima vez. Conviene echar un vistazo a herramientas como Hashtracking, Kurrently, SocialBro, Twunfollow, SocialMention, Topsy, Tweetsats, Tweeter Counter, How Sociable, Backlink watch, Tweeteffect, MVF, Tweetwhen, Google Trends, Facebook Insights…etc. Cada una de ellas medirá el impacto de nuestras comunicaciones en función de nuestros intereses (horarios, temáticos, geográficos…). Son herramientas complementarias y conviene saber cuál utilizar en cada caso.

Tarea 8: Negro sobre blanco.

Es importante guardar todos los datos de interés  y conclusiones de nuestros análisis para poder presentarlos en nuestra empresa. De esta manera comunicaremos qué es lo que más interesa a nuestros seguidores, tendencias, tropezones, en qué anda nuestra competencia y demás información de interés para la entidad. Es una información importante y de primera mano que puede dar claves de interés para el futuro.

Tarea 9: Programar

Podemos programar el envío de información. Por ejemplo, si queremos asegurarnos de lanzar un tweet a una hora en punto o de actualizar nuestro blog con un post a primera hora, conviene que lo tengamos programado. De esa manera no tendrás que estar 24 horas pegado a las pantallas de tu ordenador o tu móvil.

Tarea 10: Vivir

Consiste en pasar más de tres horas seguidas sin la hipnosis de un monitor. Es interesante compartir esta tarea número 10 con otros seres humanos. Son inofensivos. ¡Atrévete!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 64 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: